La editorial de 'Elige tu propia aventura' demanda a Netflix por copiarle el lema

BM_BandersnatchFionn Whitehead, en 'Black mirror: Bandersnatch'.

Chooseco LLC considera que las imágenes violentas de la película interactiva 'Black mirror: Bandersnatch' "empañan" a su marca de libros infantiles.

La editorial que publica los libros de la saga Elige tu propia aventura, Chooseco LLC, ha demandado a Netflix por Black mirror: Bandersnatch, alegando que la película interactiva lanzada por la plataforma vulnera su marca comercial. Una reclamación en la que solicitan 25 millones de dólares (22 millones de euros) en concepto de daños y perjuicios.
Según informa Variety, Netflix se enfrenta a una demanda por utilizar una marca registrada, la de la exitosa saga de libros infantiles Choose your own adventure (en castellano, Elige tu propia aventura, como el eslogan de Bandersnatch), que vendió unas 265 millones de copias. Las negociaciones de Netflix por conseguir una licencia para usar esta frase no fructificaron y buscó otras alternativas.
La editorial ha emitido un comunicado en el que recalca que "la apropiación indebida de nuestra marca por parte de Netflix presenta un desafío extremo para una editorial pequeña e independiente como Chooseco LLC". La saga de libros, también conocidos como "librojuegos", se basa en un principio muy similar al que se sigue en Black mirror: Bandersnatch con la historia de Stefan, pero sin dirigirse al mismo público, ya que los libros de esta editorial se enfocaban principalmente a niños.
El lector puede tomar decisiones sobre el argumento y cómo avanzar sobre la historia, al igual que en la ficción interactiva de Bandersnatch. A esto se le conoce como hiperficción explorativa, mismo principio de los libros de Elige tu propia aventura de los que Netflix ha tomado prestado el eslogan... Según la editorial Chooseco, "las imágenes violentas de la película empañan a la marca Choose your own adventure".
"El uso de Choose your own adventure en asociación con dicho contenido gráfico puede causar un daño significativo, afectando a nuestras ventas de libros. Preferiríamos no recurrir a un pleito, pero dado el daño que sufriremos como consecuencia del uso de nuestra marca, no nos queda otra opción", apunta la editorial en el comunicado. Por ahora Netflix no ha respondido a esta polémica, a pesar de que sí ha hecho mención durante la promoción de la película a esta saga de libros.