Moción del PP en el Senado para que el Gobierno garantice la "neutralidad" en RTVE

Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado; Luis Aznar, primer secretario del Senado; Pedro Sanz, vicepresidente del Senado, y Pío García-Escudero, presidente del Senado.Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado. En segundo plano, Luis Aznar, primer secretario del Senado; Pedro Sanz, vicepresidente, y Pío García-Escudero, presidente de la Cámara Alta.

El PSOE rechaza el texto aprobado en la Cámara Alta por el que se insta al Ejecutivo a "respetar la libertad de expresión y de información" de los medios de comunicación públicos y Unidos Podemos se abstiene.

El Pleno del Senado ha aprobado este martes, con los votos del PP, una moción consecuencia de interpelación en la que insta al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para garantizar la libertad de expresión y defender la independencia de los medios de comunicación públicos.
El texto aprobado ha sido presentado por el Grupo Parlamentario Popular e insta al Gobierno a "respetar la libertad de expresión y de información de todos los medios de comunicación y especialmente de aquellos que cubren la información del Ejecutivo". La iniciativa ha contado con 82 votos en contra (61 de ellos del PSOE) y 20 abstenciones de Unidos Podemos.
Asimismo, quiere que el Ejecutivo respete "escrupulosamente las exigencias de neutralidad, objetividad, independencia y calidad en la información de RTVE que establece la Ley 17/2006, de 5 de junio, de la radio y la televisión de titularidad estatal".
Del mismo modo, el Senado insta al Gobierno a "apoyar a los profesionales que creen en la necesidad de una auténtica libertad de expresión y de información, más allá del partidismo y de la ideología o de las denuncias de parte por supuesta manipulación o malas prácticas".
El Grupo Parlamentario Socialista en la Cámara Alta, Compromís y el PDeCAT han presentado un total de siete enmiendas a la iniciativa, que han sido rechazadas porque "sólo buscan la confrontación" con el PP, según ha explicado el senador popular Tomás Cabezón.
En la defensa de la iniciativa, Cabezón ha dicho que RTVE ya no es una televisión "plural e independiente", porque, según ha afirmado, ha sido entregada "a Podemos y a los populistas". La consecuencia, para el senador, es la caída de las audiencias.
Desde el Grupo Parlamentario Socialista, el senador Amaro Huelva ha manifestado que el Gobierno de Mariano Rajoy "ha sido el que más ha manipulado y coaccionado a la televisión pública", y ha defendido que la administradora única provisional, Rosa María Mateo, "ha sido capaz de romper el control ideológico al que estaba sometida" RTVE.
El senador de Compromís Jordi Navarrete ha afirmado que "hay que ser hipócrita" -dirigiéndose al PP- para presentarse como defensor de la libertad de información y de expresión "cuando han tenido más de 600 denuncias de trabajadores" cuando gobernaban.
Por su parte, el parlamentario del PDeCAT Joan Bagué ha subrayado que "hay que ser valiente" para presentar esta iniciativa, tras relatar una serie de "casos concretos" de supuesta manipulación y censura en la época popular de RTVE.
"Se están peleando para ver quién es el más malo de todos", ha subrayado el senador de Ciudadanos Francisco Javier Alegre, para después añadir que la moción del PP no conduce "a ningún lado", "enumera conceptos" y "no aporta nada".
Desde ERC, Bernat Picornell ha hablado de la "cara dura" de los populares por llevar la iniciativa al Senado, mientras que la senadora de Unidos Podemos Vanessa Angustia cree que los populares "llegan mal y llegan tarde".
Finalmente, la parlamentaria del PP Arenales Serrano ha justificado la oportunidad de presentar la iniciativa por la "sorpresa e indignación", por la "actitud" del PSOE "ante los medios de comunicación" y por el "manoseo" de TVE, la "manipulación" y la "purga" de profesionales.