Carmen Calvo propone "intervenir" la libertad de expresión

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, en la XVI Jornada de Periodismo '¿Quién paga la mentira?, ¿es de pago la verdad?'.La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, en la XVI Jornada de Periodismo '¿Quién paga la mentira?, ¿es de pago la verdad?'.

Las asociaciones de periodistas rechazan por "restrictiva" y "confusa" la propuesta de la vicepresidencia del Gobierno de legislar sobre el derecho a la información y apuestan por la autorregulación.

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha abierto la puerta a debatir una posible regulación de la libertad de expresión a nivel europeo.
Carmen Calvo se ha expresado así en el marco de la inauguración de la XVI Jornada de Periodismo ¿Quién paga la mentira?, ¿es de pago la verdad?, organizada en Madrid por la Asociación de Periodistas Europeos.
"La libertad de expresión no lo resiste todo, como bien sabemos y como han dejado claro en numerosas sentencias nuestros altos tribunales. No lo acoge todo", ha asegurado Calvo.
En este sentido, la vicepresidenta del Gobierno considera: "Si no lo acoge todo, tendremos que empezar a mirar en qué tipo de regulación conjunta, en el marco de la Unión Europea, habríamos de empezar a tomar decisiones sobre este asunto".
Calvo ha señalado que "algunos países" del entorno europeo "están empezando a tomar decisiones de regulación, es decir, de intervenir". "Se lo está planteando Francia, Alemania, Reino Unido e Italia y están abandonando el famoso eje de que la mejor ley que regula el ámbito de la libertad de expresión y el derecho a la información es la que no existe", ha subrayado.
La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Sección Española de Reporteros Sin Fronteras (RSF España) han rechazado la posibilidad de regular la libertad de expresión y de información propuesta por la vicepresidenta del Gobierno.
"Estamos en contra de la regulación de los derechos de información y de libertad de expresión. Consideramos que cuando los gobiernos tratan de regular dichos derechos solo es para limitar", ha afirmado el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez.
En cuanto al fenómeno de las noticias falsas, conocidas como fake news, Nemesio Rodríguez ha recordado que "la propia Unión Europea renunció a regularlo por el riesgo de limitar la libertad de expresión".
"Nosotros somos partidarios y defendemos la autorregulación a través de la Comisión de Arbitrajes, Quejas y Deontología, a la que puede recurrir cualquier ciudadano que crea conculcados sus derechos con una determinada información", ha manifestado, para después añadir que los periodistas no están "exentos de la ley".
En este sentido, el presidente de la FAPE ha hecho hincapié en que las informaciones de los periodísticas tienen que "respetar los derechos de los demás, sobre todo, los derechos al honor, a la intimidad, la presunción de inocencia y el derecho de rectificación".
Por otro lado, Nemesio Rodríguez ha vuelto a rechazar la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida por sus detractores como Ley Mordaza, y ha defendido la derogación de los puntos que "limitan la libertad de expresión".
Desde la Sección Española de Reporteros Sin fronteras, su presidente, Alfonso Armada, considera que la declaración de Carmen Calvo es "bastante confusa". "Esperamos que no quiera decir lo que parece que quiere decir, porque mezcla conceptos como libertad de expresión y libertad de información", ha dicho Armada.
Asimismo, el presidente de RSF España ha defendido que "ya hay bastante legislación" sobre protección de los derechos individuales y colectivos en materia de libertad de expresión. "Incluso, hace tiempo que denunciamos la Ley Mordaza que este Gobierno, por cierto, se comprometió a abolir", ha subrayado.
"Que la vicepresidenta, al hilo de unas informaciones nada favorables para el Gobierno, haga estas declaraciones... pues esperamos que, al final, se quede en declaraciones y que no se convierta en ningún tipo de ley restrictiva de la libertad de información", ha zanjado Alfonso Armada.