El PP bloquea el concurso para renovar RTVE tras dudar de su legalidad

Reunión conjunta de las Mesas del Congreso y el Senado.Reunión conjunta de las Mesas del Congreso y el Senado.

Tras una reunión de casi dos horas, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y la Mesa del Senado, con mayoría del partido en el Gobierno, encargan informes jurídicos sobre el procedimiento consensuado por PSOE, Podemos y Ciudadanos para elegir al nuevo gobierno de la radiotelevisión estatal.

El acuerdo que alcanzaron el PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos para regular el concurso público que debe renovar el Consejo de RTVE ha encallado en la reunión conjunta de las Mesas del Congreso y del Senado ante las dudas de legalidad planteadas por los miembros del PP.
Tras una reunión de casi dos horas, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y la Mesa del Senado, dominada por el PP, han encargado sendos informes a sus respectivos equipos jurídicos para determinar si las bases de ese concurso público cumplen con la legalidad.
La oposición esperaba que el documento que habían pactado quedara aprobado, pero la presidenta del Congreso ha puesto sobre la mesa una amplia serie de deficiencias legales del escrito en torno al detalle de los requisitos de los candidatos y de los expertos encargados de la selección, los baremos para proceder a su elección o descarte, o la ausencia de un procedimiento de impugnación.
A ello se une que la ley encarga el concurso a las dos Mesas pero no existe un reglamento para su funcionamiento conjunto, por lo que no hay acuerdo sobre cómo se debe actuar en caso de que una Cámara opine lo contrario que la otra. Mientras la oposición apostaba por una mayoría de los dos órganos de forma conjunta, Ana Pastor, tras consultar con los letrados, ha aclarado que cada Cámara es independiente y que vota de forma individual.
La Mesa del Senado, con mayoría del PP, ha celebrado una reunión posterior para aprobar la petición de dos informes, uno sobre la legalidad del concurso público presentado y otro sobre el proceso a seguir en el caso de que las votaciones de la Cámara Alta y Baja no coincidan.
Ana Pastor quiere que la Mesa del Congreso haga lo propio para aclarar si el concurso encaja en la ley aprobada en septiembre, si cumple con las garantías necesarias para un proceso de concurso público, si existen o no conceptos imprecisos en el establecimiento de los requisitos y si da excesiva discrecionalidad a ese Comité de Expertos, entre otras cuestiones.
Tanto la portavoz socialista en la Cámara Baja, Margarita Robles, como la portavoz de Unidos Podemos en la Comisión sobre RTVE, Noelia Vera, acusan a Pastor de no actuar en este tema como presidenta del Congreso, sino como "una militante más del PP".
Para Robles, la actitud de la presidenta de la Cámara está "evitando el cumplimiento de una ley" y dilatándolo para "que no se renueve el Consejo de RTVE". Por eso, ha anunciado que el PSOE va a "estudiar actuaciones políticas y jurídicas" contra esta decisión que se ha tomado este jueves "exclusivamente por la presidenta".
También Unidos Podemos dice que interpondrá "los recursos parlamentarios y no parlamentarios que sean necesarios" ante una medida que, a juicio de Vera, es "antidemocrática" y "contradice los reglamentos de la Cámara".
Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en esta materia, Guillermo Díaz, ha lamentado que los populares usen la Mesa del Senado "para pervertir la mayoría y la pluralidad política que existe en el Congreso y la sociedad española", recordando que el documento que tenían que estudiar las Mesas es un acuerdo entre todos los grupos, excepto el PP. Un acuerdo que, según ha indicado, pidió la propia Pastor.
Sólo el PP ha defendido lo ocurrido en la reunión. Su representante, Ramón Moreno, se ha sorprendido porque la oposición critique que las Mesas "busquen cumplir con la legalidad". El diputado defiende la decisión asegurando que, de esta manera, se evita que una vez empezado el concurso público haya problemas con su aplicación. En este sentido, ha indicado que el texto tiene "carencias".
A partir de ahora, el procedimiento queda en manos de los letrados, que deben contestar con la mayor brevedad posible, pero sin fecha límite. Si aprecian falta de garantías en el concurso público diseñado por la oposición, el proceso podría alargarse más tiempo e incluso bloquearse si, como parece, el Congreso y el Senado acaban votando cosas distintas.
El acuerdo entre la oposición se alcanzó el pasado mes de marzo con el objetivo de desbloquear la situación que vivía esta renovación. En concreto, el proceso llevaba parado desde el mes de diciembre, cuando se terminó el plazo estipulado por la nueva Ley de RTVE -aprobada a finales de septiembre del año pasado-para elaborar el reglamento del concurso público.
Los partidos no se habían puesto de acuerdo, hasta ahora, en el sistema de renovación. El PP nunca se ha mostrado dispuesto a modificar ya la cúpula de la Corporación, mientras PSOE y Podemos apostaron, en un principio, por una renovación inmediata, dejando el concurso público para una segunda elección. Ciudadanos ha sido el único partido que ha defendido el concurso público como única vía.