Albert Rivera propone que el Senado controle TV3

Albert Rivera, durante su intervención en 'El programa de Ana Rosa'.Albert Rivera, durante su intervención en 'El programa de Ana Rosa'.

Tras la emisión de una entrevista al expresidente Puigdemont que vio el 32% de la audiencia, el presidente de Ciudadanos considera que la televisión pública catalana -"el nuevo NO-DO, permitido por un Estado que lo ampara"- ha actuado "contra la democracia, la Constitución y las leyes" y que ha entrado en un "delirio colectivo".

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha criticado que TV3 dedicara "tres horas en prime time" este domingo a una entrevista al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont -que vieron 1.104.000 personas, el 31,9% de la audiencia- y ha defendido que si el Parlament no controla a esta cadena pública, tendrá que hacerlo el Senado a través del artículo 155 de la Constitución.
"No me parece lógico que un prófugo de la Justicia esté haciendo entrevistas en una televisión pública del Estado. Esto es tremendo", ha declarado en una entrevista en El programa de Ana Rosa, de Telecinco, donde ha descrito a TV3 como "el nuevo NO-DO, permitido por un Estado que lo ampara".
Tras acusar a la televisión pública catalana de hacer "propaganda de un golpe de Estado", en referencia al proceso independentista impulsado por Puigdemont, ha añadido que eso es "intolerable" y que no se puede permitir que siga haciendo "lo que le dé la gana".
Por eso, Ciudadanos ha pedido en el Parlament que se active la comisión de control a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Aunque la semana pasada los portavoces de los grupos parlamentarios decidieron activar ésta y otras comisiones, el acuerdo es provisional y se revisará cuando se constituya un nuevo Govern y se activen las comisiones legislativas.
Si no se pusiera en marcha, el líder de la formación naranja es "partidario de replantearse en la Cámara Alta cuál es el control de la televisión pública": "O la controla el Parlament, o la controla el Senado". En este contexto, ha indicado que cuando el Senado aprobó en octubre de 2017 la aplicación del artículo 155 en Cataluña, fue el PSOE el que exigió que no se extendiera a TV3.
Sin detallar qué postura defendió Ciudadanos respecto a esta cuestión en concreto, Rivera ha dicho que el acuerdo se alcanzó "por mayoría" y que su partido solo tenía tres senadores. Además, ha añadido que, como el Gobierno central había convocado elecciones en Cataluña, era la Junta Electoral Central la que temporalmente debía supervisar la televisión pública.
Pero el presidente de Ciudadanos considera que la televisión pública catalana ha entrado en un "delirio colectivo" y que ha actuado "contra la democracia, la Constitución y las leyes".
"No podemos seguir permitiendo que dinero público se desvíe a un golpe de Estado y que además se dedique a generar odio y enfrentamiento", ha subrayado tras recordar que, según las investigaciones judiciales, la Generalitat utilizó fondos públicos para financiar el procés.
Respecto a la posibilidad de que haya que celebrar elecciones de nuevo en Cataluña, Rivera ha afirmado que él preferiría que los partidos independentistas se pusieran de acuerdo para investir a un presidente que no esté imputado, formar Gobierno y respetar las leyes, en vez de "dejar embarrancada" esta comunidad.
El problema, en su opinión, es que esto "depende de un señor que tiene delitos muy graves a sus espaldas y que ha intentado un golpe de Estado", Carles Puigdemont. "Y me parece que están en el cuanto peor mejor, en intentar reventar la democracia", ha lamentado.
Por último, el líder de la formación naranja ha calificado de "error histórico" que UGT y CCOO encabezaran este domingo la manifestación para pedir la libertad de los encarcelados por liderar el proceso independentista.
Considera que muchos trabajadores no se sienten identificados con "ese apoyo al secesionismo y a la impunidad que pedían ayer" en las calles de Barcelona, y que las cúpulas de esos sindicatos "no van a volver a tener credibilidad" si siguen intentando "coaccionar a la Justicia".
Además, ha señalado que los sindicatos "no estuvieron" en las dos grandes manifestaciones que hubo el año pasado contra la independencia de Cataluña. "Nunca estuvieron al lado de la Constitución, han preferido estar al lado del secesionismo y de Puigdemont", ha concluido.
Según el presidente de Ciudadanos, el nacionalismo hay que "tomárselo muy en serio" porque es una ideología que "genera odio" y que "puede partir en dos una sociedad y romper un país". Por ello, ha apostado por combatirlo políticamente y dejar de "reírle las gracias y darle privilegios".
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.