Comcast y Verizon también quieren parte de Fox

Placa situada en el edificio de 21st Century Fox en Nueva York (Estados Unidos).Placa situada en el edificio de 21st Century Fox en Nueva York (Estados Unidos).

The Walt Disney Company encuentra competidores interesados también en parte de la compañía audiovisual fundada por Rupert Murdoch, que se quiere centrar en las noticias y los deportes.

Comcast Corporation y Verizon Communications están interesados en adquirir una parte significativa de los activos de Twenty-First Century Fox Inc, propiedad de Rupert Murdoch, según informaron fuentes cercanas al diario The Wall Street Journal.
En concreto, ambas multinacionales habrían expresado su interés por hacerse con los estudios de producción de televisión y cine de Fox, las cadenas FX y National Geographic y otros activos internacionales como la red Star en India o el proveedor europeo de televisión de pago Sky.
La semana pasada, varios medios internacionales informaban que el principal competidor de Comcast, The Walt Disney Company, valora también la compra de parte de los activos de Fox, concretamente los mismos activos en los que estarían interesados ahora Comcast y Verizon.
El grupo Fox pretende reducir su tamaño y enfocarlo en las noticias y canales de deportes con el fin de ser más competitivo. Asimismo, estas valoraciones coincidirían en un marco en el que la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos ha votado a favor de eliminar los obstáculos para una mayor consolidación entre empresas de medios, lo que podría desembocar en nuevos acuerdos.
No obstante, el Departamento de Justicia estadounidense se opone a este tipo de consolidaciones, al considerar que van en contra de las medidas regulatorias antimonopolio. De hecho, AT&T, que competiría con el operador Verizon, lleva desde octubre del año pasado intentando cerrar un acuerdo de adquisición con Time Warner.
Recientemente, el director financiero de AT&T, John Stephens, confirmaba durante su intervención en una conferencia sobre medios y telecomunicaciones organizada por Wells Fargo que el cierre de la adquisición de Time Warner era "incierto".
"El acuerdo ha recibido todas las aprobaciones a excepción de las del Departamento de Justicia estadounidense, por lo que, aunque se están manteniendo conversaciones activas, puedo afirmar que por el momento el cierre del trato es incierto", señaló el directivo.
Para el departamento de Justicia de EEUU, esta operación supondría la creación de la mayor empresa de distribución de contenidos integrada del mundo, al concentrar mucho poder de mercado, algo a lo que se oponen además diversos grupos de consumidores y competidores.