ABC cancela 'Roseanne' por unos tuits racistas y "repugnantes" de su protagonista

Roseanne Barr, en la serie de ABC 'Roseanne'.Roseanne Barr, en la serie de ABC 'Roseanne'.

La actriz Roseanne Barr, que apoya sin reservas a Donald Trump, pide disculpas por su "broma de mal gusto" sobre Valerie Jarrett, exasesora del presidente Barack Obama: "Fui estúpida. Ignorante. Fue un error. Me siento fatal".

ABC ha cancelado el reboot de Roseanne a raíz de una serie de tuits racistas publicados por su protagonista, Roseanne Barr, contra Valerie Jarrett, exasesora del presidente Barack Obama.
Valerie Jarrett fue asesora del expresidente Barack Obama.
"Los Hermanos Musulmanes y El Planeta de los Simios tuvieron un bebé = vj", se podía leer en el tuit, ya eliminado. ABC ha respondido de forma contundente. En un comunicado, Channing Dungey, presidente de la cadena, apuntó que "la declaración en Twitter de Roseanne es aborrecible, repugnante e inconsistente con nuestros valores, y hemos decidido cancelar su serie".
Además de la cadena, Sara Gilbert, la hija de Roseanne en la ficción, también publicó un comunicado condenando las palabras de su compañera de reparto y dejó claro que no refleja "las creencias de nuestro elenco y equipo o cualquier persona relacionada con nuestra serie. Estoy decepcionada".
"Esto es increíblemente triste y difícil para todos nosotros, ya que hemos creado una serie en la que creemos, de la que nos sentimos orgullosos y que le encanta al público, que está separada y al margen de las opiniones y palabras de un solo miembro del elenco", añadió Gilbert.
Barr, cuyo apoyo sin complejos al presidente Trump se coló en la trama de la serie a través de su propio personaje, publicó otro tuit disculpándose antes de anunciar que abandonaba la red social.
"Pido perdón a Valerie Jarrett y a todos los estadounidenses. Lamento profundamente haber hecho una broma sobre su política y su aspecto. Debería haberlo pensado. Perdonadme, mi broma era de mal gusto", anunció Barr. "Me disculpo. Ahora dejaré Twitter", añadió en una segunda publicación.
Pero la renuncia a la red social fue breve. "No os sintáis mal por mí, chicos. Solo quiero disculparme con los cientos de personas y guionistas maravillosos (todos liberales) y talentosos actores que perdieron sus trabajos en mi serie debido a mi estúpido tuit", señaló Barr. La actriz también retuiteó numerosos mensajes de apoyo.
Según informa The Wrap, tras la publicación del tuit, la actriz mantuvo una conversación telefónica con los ejecutivos de ABC para decidir sobre el futuro de su serie. "Fui estúpida. Ignorante. Fue un error. Me siento fatal", confesó, según fuentes cercanas.
Sin embargo, esas mismas fuentes aseguran que Barr "no era consciente de la gravedad de la situación" y pensaba que podía "disculparse y seguir adelante". Pero ABC se mostró inflexible. "Va contra la ética de la cadena. Fue un insulto para todos los que creen en la tolerancia y la decencia, sin mencionar a todos los que creen en el islam", explicó un miembro de la cadena.
"Es doloroso para todos los involucrados, es difícil para la programación de otoño, es difícil para ABC, que no ha tenido una serie número uno en 24 años", añadió. En cuanto al elenco, "están destrozados, están devastados por esto, pero también se sienten aliviados de que esto no refleje quiénes son".