La Liga italiana rechaza las garantías de Mediapro por 1.600 millones

Jaume Roures, fundador y presidente de Mediapro, durante una entrevista en la sede de su compañía.Jaume Roures, fundador y presidente de Mediapro, durante una entrevista en la sede de su compañía.

La Serie A saca de nuevo a concurso los derechos audiovisuales de la competición, que había adjudicado a la productora de Jaume Roures por 1.050 millones por temporada.

La Asamblea de la Lega Nazionale Professionisti Serie A ha rechazado las garantías presentadas por el grupo audiovisual español Mediapro y ha sacado nuevamente a concurso los derechos audiovisuales de la competición italiana.
Una semana después de que la Lega acordase rescindir el contrato con Mediapro, el grupo de Jaume Roures presentó el lunes 4 de junio unas garantías constituidas por la garantía de Imagina (los accionistas actuales) y una garantía de Orient Hontai certificado por KPMG por un total de 1.600 millones de euros.
No obstante, según ha anunciado Gaetano Miccichè, presidente de la liga italiana, estas garantías adicionales "no se ajustan a lo requerido desde el punto de vista cuantitativo y formal".
Tras esta decisión, la Lega ha puesto en venta de nuevo los derechos audiovisuales y ha anunciado la apertura de negociaciones que finalizarán el viernes 8 de junio, momento en el que la Asamblea asignará "total o parcialmente" los paquetes.
En este sentido, Miccichè ha apostillado que hay una oferta de Arabia Saudí para acoger la próxima Supercopa que es más ventajosa para los intereses de la liga italiana.
"Estamos hablando de uno de los sectores más importantes para el país, una fuerza impulsora para el valor añadido y oportunidades de crecimiento y empuje que puede ofrecer", ha subrayado.
Mediapro, por su parte, ha criticado las garantías exigidas por parte de la Liga italiana, que ha calificado de "inauditas", y ha lamentado que hayan sido rechazadas, según han indicado fuentes del grupo audiovisual.
En este sentido, las mismas fuentes han explicado que, a pesar de que se trata de un aval que no les había sido exigido nunca, presentaron las garantías requeridas y, a pesar de todo, no han sido admitidas.
Roures ya denunció la pasada semana las condiciones planteadas por la Liga italiana. "Nos piden un tipo de garantías que nadie nos había pedido nunca, ni aquí, ni en Francia, ni en la Champions, ni en ningún sitio", subrayó.
El grupo audiovisual de Jaume Roures anunció el pasado mes de febrero la adquisición de los derechos audiovisuales de la liga italiana durante las próximas tres temporadas (2018/2019 a 2020/2021) por 1.050 millones de euros cada temporada.
El grupo audiovisual con sede en Barcelona se hizo con los derechos de la liga italiana al imponerse a otros competidores, entre otros Sky, que presentó un recurso en un tribunal de Milán.