'La gran apuesta' de Cuatro: no olvidar qué llevó a la caída de Lehman Brothers

Josep Cuní e Iker Casillas, en el reportaje de Cuatro 'Lehman Brothers. La crisis que pagamos todos'.Josep Cuní e Iker Casillas, en el reportaje de Cuatro 'Lehman Brothers. La crisis que pagamos todos'.

Tras la emisión (el 20 de septiembre a las 22.45) de la oscarizada película que en 2015 protagonizaron Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling y Brad Pitt, Josep Cuní analiza los efectos de la mayor quiebra financiera de la historia junto a afectados como Iker Casillas o Jesús Bonilla.

Los historiadores del futuro verán con perplejidad los inicios del siglo XXI. El nuevo milenio llegó cargado de turbulencias. Si el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 cambió el rumbo de la historia política, la económica daría un vuelco para siempre en otro septiembre: el de 2008. Hace diez años, Lehman Brothers, uno de los mayores bancos de inversión del mundo, se declaró en bancarrota tras 158 años de actividad.
Fue la mayor crisis financiera del planeta después del crack del 29. Para analizar las consecuencias de la caída del gigante bancario, Cuatro ha preparado una noche especial con el estreno el jueves 20 de septiembre de la película La gran apuesta (22.45) y la emisión posterior de La caída de Lehman. La crisis que pagamos todos (01.20), un especial de Josep Cuní sobre la vigencia del colapso económico en España, que contará con los testimonios de Iker Casillas, afectado por la caída de Bankia, o el trader Josef Ajram, que, en tiempos convulsos, reconoce haberse enriquecido como nunca.
Lehman Brothers.
La gran apuesta.
Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling y Brad Pitt encabezan el reparto de La gran apuesta. El grupo de superestrellas se unió sin reservas a este proyecto, uno de los primeros largometrajes sobre la caída de Lehman, dirigido en 2015 por Adam McKay (Los amos de la noticia), que obtuvo un Óscar y un Bafta al mejor guion adaptado en 2016.
La película aborda la aventura financiera de cuatro socios que, años antes de la caída del gigante bancario, fueron los únicos que vislumbraron las nefastas consecuencias de las hipotecas basura. Decidieron entonces hacer algo insólito: apostar contra el mercado de la vivienda a la baja. El resultado es una película reveladora que logra mostrar todas las miserias de la banca y de las propias instituciones, que prefirieron apartar sus escrúpulos y hacer negocio con el sueño de muchos por acceder a una vivienda.
Josep Cuní y Ada Colau.
Tras la emisión de La gran apuesta (22.45), Cuatro emite el trabajo de investigación del periodista catalán Josep Cuní Lehman Brothers. La crisis que pagamos todos (01.20). La caída de Lehman Brothers significó el punto de no retorno de la actual crisis y la señal definitiva de que las hipotecas basura y los activos tóxicos invadían el mercado financiero. Ocultos y empaquetados dentro de millones de productos de inversión y de fondos respaldados por falsos seguros, infectaron a todo el sistema económico.
Josep Cuní y Jesús Bonilla.
Josef Ajram y Josep Cuní.
Tras el derrumbe de Lehman, el comercio mundial se desplomó un 20% y el 80% de los países entraron en fase de recesión. El sector financiero español fue uno de los más afectados. En 2008, Banco Santander, BBVA, Popular, CaixaBank y Bankinter cedieron un 50% y ninguna entidad del Ibex 35 ha vuelto a su valor de septiembre de 2008. Los ciudadanos acusaron la peor parte de la crisis. Miles de españoles perdieron sus ahorros tras haber comprado, muchos sin saberlo, productos contaminados de Lehman.
Muchos de estos afectados están hoy inmersos en procesos judiciales contra los bancos que les vendieron estos productos financieros, mientras que otros han ganado más dinero que nunca. El reportaje ofrecerá el testimonio de Iker Casillas, que perdió y más tarde recuperó 500.000 euros en acciones de Bankia; el del actor Jesús Bonilla (Los Serrano, El chiringuito de Pepe), que no ha logrado recuperar su inversión, y el de algunos directivos de banca, como Ennio Doris, presidente de Mediolanum, el único banco que devolvió todo el dinero a los clientes afectados.
Pero los efectos perniciosos de la crisis financiera han llegado más lejos todavía. Las políticas de austeridad impuestas por los gobiernos siguen vigentes. La mayoría de los ciudadanos apenas han visto incrementar su salario desde 2007, mientras las desigualdades económicas y sociales han aumentado, golpeando a las jóvenes generaciones y creando el caldo de cultivo para las formaciones populistas.