Las luces y las sombras de la gestación subrogada, 'En el punto de mira'

'En el punto de mira' va tras la pista de la mayor clínica de niños subrogados de Ucrania, el martes 25 de septiembre en Cuatro (22.30).'En el punto de mira' va tras la pista de la mayor clínica de niños subrogados de Ucrania, el martes 25 de septiembre en Cuatro (22.30).

María Miñana y Verónica Dulanto entran el 25 de septiembre (Cuatro, 22.30) en la clínica de Ucrania donde mujeres gestan bebés para terceros y a la que investigan las autoridades por irregularidades.

Cada año nacen en el mundo 95 millones de bebés, pero no todas las personas que quieren ser padres biológicamente lo consiguen. Algunos recurren a la adopción y otros a la gestación subrogada. El reportaje de En el punto de mira que Cuatro emite el martes 25 de septiembre (22.30) investigará el caso de más de 30 parejas que llevan desde julio atrapadas en Ucrania junto a sus bebés, concebidos por gestación subrogada. El Gobierno español por diversas irregularidades no les concede a estos niños el pasaporte español y los padres no quieren renunciar a los que ya consideran sus hijos legítimos.
La gestación subrogada, 'En el punto de mira'.
De todos los países en los que es posible la gestación subrogada, Ucrania es el país con más niños nacidos por este sistema. Sus precios son los más baratos de toda Europa, tener un bebé por vientre de alquiler cuesta entre 30.000 y 60.000 euros. Las reporteras María Miñana y Verónica Dulanto hablarán con parejas atrapadas y con madres gestantes e irán tras la pista de la mayor clínica de niños subrogados del país, donde podrían están cometiendo irregularidades. Los dueños están bajo investigación por las autoridades españolas y ucranianas, acusados de tráfico de menores.
La gestación subrogada, 'En el punto de mira'.
España no permite la gestación subrogada, pero no puede evitar que las parejas viajen al extranjero para poder concebir un hijo por esta vía. Pero ¿qué ocurre con estos niños a la vuelta a España? ¿Por qué se ha frenado ahora su entrada? ¿Por qué no se les concede el pasaporte? Las reporteras irán al consulado español en busca de respuestas y hablarán con la Fiscalía ucraniana que está investigando el caso. Las autoridades sospechan que en la clínica donde han sido gestados estos bebés ha habido tráfico de menores y evasión fiscal. Señalan como culpable al dueño de la clínica, un alemán con doble nacionalidad que se ha convertido en el máximo sospechoso de la trama. En el punto de mira es el primer medio español que consigue entrar en esta clínica bajo sospecha para entrevistar a su responsable.