Tres experimentados reporteros refuerzan el equipo de 'En el punto de mira'

Mireia Llinares, Boro Barber, Pablo de Miguel, Marta Losada, Juan Carlos González, María Miñana y Verónica Dulanto conforman el equipo de reporteros de 'En el punto de mira'.Mireia Llinares, Boro Barber, Pablo de Miguel, Marta Losada, Juan Carlos González, María Miñana y Verónica Dulanto conforman el equipo de reporteros de 'En el punto de mira'.

El programa de investigación de Cuatro que cuenta con Verónica Dulanto, Marta Losada, Boro Barber y Mireia Llinares, y al que ahora se incorporan María Miñana, Pablo de Miguel y Juan Carlos González, pone el foco en las guarderías ilegales en su entrega del 22 de enero (22.45).

El programa de reportajes de Cuatro En el punto de mira refuerza su equipo de reporteros con la incorporación de tres nuevos periodistas: María Miñana, Pablo de Miguel y Juan Carlos González. Además, el espacio actualiza su formato con una nueva cabecera y grafismo que podrán verse a partir de la entrega que Cuatro emite el lunes 22 de enero a las 22.45.
Imagen del nuevo grafismo de 'En el punto de mira'.
Producido por Cuatro en colaboración con Unicorn Content, En el punto de mira recibe a un nuevo grupo de reporteros: María Miñana, Pablo de Miguel y Juan Carlos González se incorporan para completar el equipo formado por Verónica Dulanto, Marta Losada, Boro Barber y Mireia Llinares.
Procedentes de distintos proyectos televisivos, los nuevos reporteros aportan cada uno características imprescindibles para el periodismo de investigación. María Miñana (Espejo público) es una reportera valiente y versátil sin miedo a hacer preguntas incómodas. Juan Carlos González (Andalucía directo) se define a sí mismo como "un apasionado del periodismo, rápido y con capacidad de reacción que siempre mantiene el tipo mientras pide responsabilidades". Por último, Pablo de Miguel (Equipo de investigación) es el periodista todoterreno al que le gusta buscar historias en la calle.
María Miñana, reportera de 'En el punto de mira'.
En las próximas entregas, el programa investigará la procedencia de los alimentos de gran consumo, las estafas en las redes sociales y el absentismo laboral injustificado, entre otros asuntos. En el punto de mira también profundizará en temas ya recurrentes en nuestra sociedad, como el fraude. ¿Cuánto nos cuesta a todos el fraude de unos pocos? ¿Cuánto nos cuesta el absentismo laboral injustificado? Estos temas y otros que afectan al consumidor serán puestos En el punto de mira de Cuatro.
¿En manos de quién dejamos a nuestros hijos? ¿Qué riesgos asumen sin que los padres seamos conscientes? Los altos precios de las guarderías homologadas y la escasa oferta de las guarderías públicas han hecho florecer un mercado de centros educativos más barato, pero que en algunos casos incumplen la legalidad.
Juan Carlos González, reportero de 'En el punto de mira'.
No todas las guarderías ilegales son clandestinas; la mayoría están a la vista de todos y simulan ser centros de educación controlados y homologados. Las reporteras Verónica Dulanto y Marta Losada investigarán en Madrid y en Jerez de la Frontera, para el programa que se emite el 22 de enero, algunos de estos centros que ya han sido denunciados por tener condiciones inadecuadas y por posible maltrato a los niños. Además, el programa dará a conocer una nueva profesión al margen de la ley: las madres que cuidan en sus propias casas a decenas de niños.
Andalucía es una de las comunidades autónomas con más guarderías ilegales. Hasta Jerez de la Frontera se desplaza el equipo del programa para investigar dos de estos centros, denunciados por padres y profesores por maltratar presuntamente a los niños.
Pablo de Miguel, reportero de 'En el punto de mira'.
El caso aún está bajo secreto de sumario y pendiente de resolución judicial. Las reporteras recogerán testimonios de abogados, padres, y profesores implicados en este suceso. Las cámaras del programa mostrarán igualmente diferentes centros como ludotecas y centros de juego que ejercen como guarderías sin cumplir con los requisitos legales, pero cuyos precios son tan bajos que están siempre llenos.
Los altos precios de los centros homologados también han provocado el boom de los pisos guarderías. Las responsables de este peculiar servicio se hacen llamar madres de día en internet y convierten sus casas en guarderías ilegales. Las reporteras del programa se harán pasar por madres en busca de guardería para comprobar en qué condiciones están estos pisos y la cualificación de sus cuidadoras. El reportaje desvelará la falta de higiene y las condiciones tan precarias que ofrecen estos pisos, así como la ausencia de titulación de las personas al cargo de los niños.