Congreso y Senado se dan diez días para elegir al comité de expertos de RTVE

Pleno del Congreso de los Diputados, el martes 10 de julio de 2018.Pleno del Congreso de los Diputados, el martes 10 de julio de 2018.

Las Mesas del Parlamento aprueban las bases del concurso que servirá para renovar el consejo de administración de la radiotelevisión estatal en un plazo de tres meses.

El comité de expertos encargado de seleccionar a los candidatos a la renovación por concurso público del Consejo de Administración de RTVE deberá ser nombrado por los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado en el plazo de los diez días posteriores a que el reglamento del concurso se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Según han señalado miembros de las Mesas del Congreso y el Senado, que el martes 10 de julio han puesto en marcha el proceso, esta publicación es "cuestión de días".
En este periodo, cada grupo con representación en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Control Parlamentario de RTVE, que ahora son ocho, deberá elegir a un miembro de este comité y, adicionalmente, cada diputado o senador de la comisión (son 39) podrá proponer la designación de otro experto para que se sume al comité siempre que obtenga, al menos, el aval de otros cuatro miembros.
Esta propuesta era la que se había pactado por todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP, el pasado mes de abril y que buscaba incluir entre los expertos una representación de los partidos más pequeños.
Estos expertos, que "gozarán de plena autonomía", se encargarán de evaluar a los candidatos que se hayan presentado al concurso público, tanto para ser consejeros como para optar a la presidencia de la corporación.
Los aspirantes, que también tienen diez días para registrarse tras la publicación del concurso, deben tener una titulación, no estar incursos en causa de incompatibilidad y reunir "requisitos de honorabilidad" previstos en la ley reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración del Estado.
En el sistema de evaluación se tendrán en cuenta los méritos por formación superior en el ámbito de la comunicación, por ejercicio profesional del periodismo, por experiencia profesional en RTVE u otros medios de comunicación, por desarrollo de funciones de administración, alta dirección, control o asesoramiento en entidades del sector, por el proyecto de gestión presentado o por otros méritos relevantes de carácter profesional, docente o de investigación.
Todos estos datos se incluirán en un informe de idoneidad de los solicitantes, para cuya elaboración también se han establecido un periodo de diez días hábiles, con la posibilidad de que los expertos prorrogue los plazos. Este documento pasará entonces a la Comisión Consultiva de Nombramientos, tanto del Congreso como del Senado, y deberá ser publicado en el Boletín de las Cortes Generales y en las páginas web de ambas Cámaras.
Una vez emitido el informe, los seleccionados pasarán a comparecer ante la Comisión Consultiva de Nombramientos y, finalmente, se elegirán en el Pleno del Congreso (seis consejeros) y del Senado (cuatro consejeros), que deberán contar con el apoyo de dos tercios de la Cámara en primera vuelta. De no alcanzarse esta mayoría, se celebraría una segunda votación en la que valdría la mayoría absoluta (176 diputados), siempre que el candidato haya recabado el aval de cuatro grupos parlamentarios.
Todo este proceso debe cumplirse en un plazo de tres meses, según establecen las bases del concurso. Sin embargo, estos periodos podrían dilatarse ya que existe la posibilidad de ampliar el proceso en el caso de que quedaran plazas vacantes. Además, se permite ampliar los periodos de presentación de candidaturas, aunque siempre que ambas Mesas se pusieran de acuerdo.
El texto puntualiza que este plazo de tres meses se cuenta en "días naturales", por lo que agosto, un mes inhábil parlamentariamente, también deberá contabilizarse en el calendario.
El reglamento apunta que el presidente se escogerá en el Pleno del Congreso, por el mismo sistema de doble vuelta, entre los diez consejeros ya nombrados por las Cámaras.
La elección de este nuevo Consejo de Administración supone, además, la destitución de la cúpula transitoria que se está votando estos días en el Congreso. La directiva nombrada por concurso público, tendrá un mandato de tres años y, en la primera sesión del Consejo, se determinará por sorteo qué consejeros cesarán transcurrido este periodo.