Las televisiones rechazan pagar lo que la Liga pide por el partido en abierto

Luis Suárez, en posesión del balón en el partido Barcelona-Real Madrid del 28 de octubre de 2018.Luis Suárez, en posesión del balón en el partido Barcelona-Real Madrid del 28 de octubre de 2018.

Telefónica y Mediapro se adjudican provisionalmente, con ofertas a la baja y en segunda ronda, derechos de retransmisiones de Primera y Segunda División de fútbol que quedaron desiertos en la primera subasta.

Telefónica y Mediapro han resultado adjudicatarios de forma provisional, en segunda ronda, de nuevos derechos de explotación del Campeonato Nacional de Liga de Primera y Segunda División para las temporadas 2019/2020 a 2021/2022.
En concreto, Telefónica se ha adjudicado el lote 6, que incluye los 11 partidos de cada jornada de Segunda División de pago, en exclusiva; los seis partidos de la fase de ascenso a Primera División (play-offs) de pago, en no exclusiva; y resúmenes de todos los partidos de Segunda División, en no exclusiva.
Por su parte, Mediapro ha resultado adjudicatario del lote 8, que contiene los clips o mini-resúmenes de noventa segundos de cada partido de Primera División y Segunda División, para su difusión a través de Internet, en exclusiva.
Según ha informado La Liga, ninguno de estos dos lotes ha alcanzado el Precio de Reserva, si bien el Órgano de Control de gestión de los derechos audiovisuales, reunido a las 14.00 del viernes 21 de diciembre, ha decidido adjudicarlos provisionalmente, "a falta de formalizar los acuerdos pertinentes".
En relación con los lotes restantes (1 y 3), no han sido adjudicados, puesto que ninguna de las ofertas recibidas se ha acercado al Precio de Reserva. El número 1 incluye un partido de cada jornada de Primera División, en abierto y en exclusiva, en segunda selección; mientras que el 3 ofrece dos partidos de cada jornada de Segunda División, en abierto y en exclusiva.
La primera ronda del proceso de solicitud de ofertas finalizó el pasado 25 de junio, adjudicándose los lotes 2, 4, 5 y 7, de forma que los lotes ahora ofertados no fueron adjudicados y su adjudicación quedó pendiente.