El alegato de Kevin Spacey irrita a Hollywood

Kevin Spacey en el vídeo titulado 'Déjame ser Frank' que publicó en Youtube el 24 de noviembre de 2018.Kevin Spacey, en el vídeo 'Déjame ser Frank', que publicó en YouTube el 24 de diciembre de 2018.

El protagonista de 'House of cards' despedido de la serie tras las denuncias de asalto sexual a menores 'resucita' a su personaje, Frank Underwood, en un vídeo donde defiende su inocencia: "¿No creerás todo lo que se ha dicho sin tener pruebas, verdad?".

Tras las múltiples denuncias de abusos sexuales interpuestas en su contra en el último año, Kevin Spacey ha roto su silencio. En Nochebuena, el actor lanzó una felicitación navideña como Frank Underwood, personaje al que dio vida en las cinco primeras temporadas de House of cards, defendiéndose de las acusaciones. El mensaje llega poco después de que se abra el proceso judicial por uno de sus presuntos asaltos sexuales.
La multiplicación de denuncias por abuso fue el motivo por el que Netflix despidió al intérprete de la ficción cuando la sexta y última temporada acababa de iniciar su rodaje. El primero en acusar a Spacey de dichos abusos fue el actor Anthony Rapp, que denunció a Spacey por acosarle cuando tenía 14 años. Éste pidió disculpas a pesar de "no recordar el encuentro". 
"Se lo que quieres. Han tratado de separarnos, pero lo que hay entre nosotros es demasiado fuerte, demasiado poderoso". Así arranca el mensaje que Spacey lanzó en YouTube el pasado 24 de diciembre, vestido con un delantal navideño e imitando la estética de House of cards.
"Se lo que quieres: me quieres de vuelta", continúa el actor de American beauty. "Por supuesto, algunos se han creído todo y han estado conteniendo el aliento esperando a escucharme confesar. Pero, ¿no creerás todo lo que se ha dicho sin tener pruebas, verdad?".
"No serías capaz de juzgar sin conocer los hechos, ¿verdad?", desafía Spacey para después añadir: "Si no he pagado por las cosas que sabemos que he hecho, desde luego que no voy a hacerlo por las que no".
"A pesar de las tonterías, de la hostilidad, de los titulares de prensa, del juicio popular", insiste el actor, "a pesar de todo, a pesar incluso de mi propia muerte (así se le despidió de House of cards) me siento muy bien y mi confianza crece cada día". "Ahora que lo pienso, nunca me has visto morir, ¿verdad?", subraya.
Spacey finaliza el vídeo asegurando que "muy pronto se conocerá la verdad" y señala que nadie vio morir a Underwood y que las conclusiones precipitadas pueden ser "engañosas".
A pesar de este mensaje la víspera antes de Navidad, en el que defiende su inocencia, la policía de Nantucket acusará a Spacey de un ataque sexual a un joven de 18 años en 2016, según ha informado The Boston Globe. El denunciante, asaltado por el actor en un bar, es hijo de Heather Unruh, presentadora de noticias estadounidense.
Tras el estreno de la sexta y última entrega de House of cards, protagonizada por Robin Wright como Claire Underwood, la plataforma de pago está barajando varias ideas para sacar adelante un spin-off de la ficción política. The Hollywood Reporter aseguró que la nueva serie podría estar centrada en Doug Stamper, el jefe de personal de los Underwood al que da vida Michael Kelly.

El vídeo de Spacey ha provocado un gran revuelo en Hollywood. Parte de la industria cinematográfica ha manifestado su repulsa por el clip. Muchas han sido las celebrities que han reaccionado al vídeo mostrando su rechazo. El encargado de redactar los discursos del expresidente estadounidense Barack Obama, Jon Favreau, lanzó un contundente tuit: "¿Tiene Kevin Spacey los mismos abogados que Donald Trump?".
"Estoy segura de que ninguno de los hombres que eran niños cuando fueron asaltados sexualmente aprecian el raro vídeo de Kevin Spacey", dijo la oscarizada actriz Patricia Arquette. Su hermana Rosanna, también actriz, fue aún más rotunda. "Parece que Kevin Spacey ha perdido la cabeza. Qué vídeo tan absurdo", escribió, "esto es solo el principio, hay muchas más víctimas".
Tampoco han faltado bromas sobre el contenido de la taza que Spacey bebe de tanto en tanto en el vídeo. "Estoy seguro de que no hay nada en esa taza en la que está bebiendo Kevin Spacey", bromea el actor y director Rob Lowe. "¡Sé lo que está bebiendo!", añade el comediante Duncan Trussell.
El presentador W. Kamau Bell lanzó un divertido tuit: "El vídeo de Kevin Spacey es una prueba más de que no importa lo rico y famoso que seas, siempre necesitas a tres personas en tu vida que no tengan inconveniente en decirte: 'Pero, ¿qué demonios estás haciendo?". Por su parte, la comediante Julie Klausner tuiteó: "¿Qué me he perdido? ¿Ha arruinado Kevin Spacey la Navidad?".