12 Meses, ACNUR y Jesús Vázquez unen fuerzas por los niños refugiados de Eritrea

A partir del 4 de junio, el presentador de 'Factor X' se convierte en embajador de los menores no acompañados desplazados a campos de Etiopía en la campaña de sensibilización que pone en marcha Mediaset España a través de sus canales.

El 20 de junio es el Día Mundial del Refugiado, una ocasión para que 12 Meses, la iniciativa de acción social de Mediaset España, retome una de las causas con las que históricamente se ha volcado. Con la televisión, el entorno on line y las redes sociales como poderosos recursos, 12 Meses, en colaboración con ACNUR y su embajador de buena voluntad Jesús Vázquez, unirán en junio todas sus fuerzas para dirigir la ayuda a uno de los colectivos más vulnerables: los refugiados menores no acompañados procedentes de Eritrea, asentados en los campamentos de Etiopía.
Jesús Vázquez en la campaña de  ACNUR
Esta iniciativa, que comienza el 4 de junio, se suma a las anteriormente emprendidas por 12 Meses con ACNUR como la puesta en marcha en 2007 de una emisora de radio en Kenia para favorecer la comunicación entre los refugiados y sus allegados o la del año pasado con el estreno del documental La niña bonita sobre los refugiados sirios.
Será Jesús Vázquez quien, a través de su propia experiencia, mostrará la realidad de los campos de refugiados en Etiopía, un país que acoge generosamente a más de 900.000 refugiados de distintas nacionalidades. Coincidiendo con el décimo aniversario de su nombramiento como embajador de buena voluntad de ACNUR, el presentador viajó al norte del país la última semana de abril para convivir con los refugiados, recabar información sobre la operación de asistencia humanitaria y conocer de primera mano la situación en los campos.
Jesús Vázquez en la campaña de ACNUR
El resultado de este viaje es un archivo documental de gran riqueza del que se han creado distintas piezas y vídeos que se emitirán en los informativos y programas de Telecinco, Cuatro y todos los canales de Mediaset España, que también ofrecerán entrevistas con Jesús Vázquez y los responsables de ACNUR.
El programa de Ana Rosa y los programas de entretenimiento adaptarán sus contenidos a la campaña. Pasapalabra emitirá una edición especial protagonizada por Jesús Vázquez. Además, el presentador de La voz y Factor X llevó hasta Etiopía la esencia de este segundo programa, convirtiendo por unas horas un campo de refugiados en un improvisado casting de los famosos talents. El resultado podrá verse en un especial de Factor X que ofrecerá la actuación de un candidato muy especial: Tekille, un chico de 18 años al que la música le ha devuelto la sonrisa. El programa mostrará la actuación de este joven en el campo de Tigray y sus excepcionales dotes vocales.
Sálvame, Cazamariposas y Morninglory también se harán eco de la iniciativa de la mano de sus protagonistas. Por último, Toñi Moreno entrevistará en Viva la vida a Jesús Vázquez, que compartirá con los espectadores su experiencia como embajador de ACNUR.
Todas las acciones televisivas incluirán una sobreimpresión en pantalla con las opciones de colaboración con ACNUR.
Los presentadores de informativos Miguel Ángel Oliver y Marta Reyero, junto a la periodista Carlota Corredera, mostrarán su apoyo a la campaña compartiendo sus reflexiones, su saber y su experiencia profesional en un blog incluido en la web de 12 Meses. Con una periodicidad semanal, los periodistas escribirán sobre el éxodo de los eritreos, la situación de los menores no acompañados, la realidad en un campo de refugiados y el arte como medio de expresión y evasión en el campo. Las redes sociales de 12 Meses también se harán eco de la campaña, para la que han creado los hashtags #MenoresNoacompañados, #Estánsolos, #CambiaSuHistoria, #CreaUnfuturo y #MenoresBienAcompañados. Además, la web también alojará todos los vídeos y materiales del viaje de Jesús Vázquez a Etiopía.
Con una renta per capita de apenas dos dólares (1,7 euros), una de las más pobres del planeta, Etiopía recibe grandes flujos migratorios. En la actualidad, el Estado acoge a más de 915.073 refugiados de distintas nacionalidades. La mayor parte de ellos provienen de Sudán del Sur, Somalia, Eritrea, Sudán y Yemen. Más de la mitad de los refugiados son menores de edad, con una gran afluencia entre los niños de 5-11 años. En cuanto a los refugiados eritreos, la cifra supera las 168.000 personas. Los campos de Tigray, situados al norte de Etiopía, acogen el mayor número de menores no acompañados, el 34% del total de niños refugiados (4.400). Muchos de ellos presentan traumas psicológicos tras las duras experiencias vividas y años sin ver a sus familias.
Los menores eritreos han logrado llegar a los campamentos después de sortear violaciones de derechos humanos y los peligros de las mafias organizadas, a las que en muchas ocasiones son entregados por sus padres para que salgan del país, ante la inminencia de un futuro como esclavos o niños-soldado. La situación es tan grave que, en muchos casos, las familias prefieren pagar a estas redes para que les ayuden a cruzar la frontera y lleguen hasta los campos de refugiados antes que mantenerles en Eritrea, país donde sigue imponiéndose el servicio nacional obligatorio indefinido, las restricciones al derecho a la libertad de expresión y de religión, la detención arbitraria sin cargos ni juicio y el derecho a un nivel de vida adecuado.
Según los últimos informes de ACNUR, 2017 registró más de 100.000 nuevas llegadas de refugiados a Etiopía, una cantidad que puede seguir creciendo por los conflictos y las tensiones políticas en los países limítrofes. Lograr la captación de fondos es crucial para garantizar la supervivencia de los refugiados. El pasado año la operación humanitaria de ACNUR en Etiopía sólo recibió el 31% de la financiación mínima que precisaba para cubrir las necesidades básicas de miles de personas refugiadas, incluyendo menores no acompañados.